jueves, 15 de diciembre de 2016

¿Cuál es mi ideología?


Tal vez debo escribir esta entrada para ver si descubro y no olvido mi ideología, asi de penosa es mi situación ideológica actualmente. ¿Es realmente tan vital plantearse cuál es la ideología de uno? Hablando como  un matématico, supongomos que fuese X persona, cualquier persona de este planeta ¿qué importancia tendría esta pregunta?. Porque evidentemente no tiene la misma importancia para un sueco o un japones que para un cubano. Por ejemplo, el sistema sueco y en general el de los países escandinavos tiene mucho de socialista en lo que es su seguridad social y sus programas sociales, sin embargo su economía se describe como capitalista.  En esos países ser de derecha o izquierda  evidentemente es mucho menos dramático de lo que es en Venezuela, con semejante nivel de vida me veo comodamente militando en cualquiera de los dos bandos, de hecho ese debería ser el caso ideal. Es decir en un país los partidos opuestos deberían ser complementarios no antagonicos, la cuestión ideológica no debería ser una cuestión vital de "Patria o Muerte". En Venezuela las cosas se han polarizado de forma muy extrema. No se puede tener una opinión favorable de Cuba, en cualquiera de sus politicas sociales, por ejemplo en su salud, sin que al mismo tiempo esto se esgrima como una prueba, por parte de los sectores de derecha, de que se es chavista. Ha sido el propio chavismo el que más ha contribuido a crear semejante clima de polaridad. Por ejemplo, en el primer referendum revocatorio, en los primeros años de la década del 2000, firmar a favor de un referendum revocario, equivalia a ser un opositor, incluso de ser un conspirador. Cuando se trataba simplemente de la implementación de un mecanismo constitucional. La lista de los firmantes al Referendum Revocatorio se conocio como lista Tascón y se utilizó para impedir que los firmantes pudieran trabajar en puestos de la administración pública y empresas del estado.

En lo personal me considero socialista en lo que respecta a la seguridad social: salud, educación y protección social gratuitas.  Puedo tolerar el capitalismo si efectivamente este brinda prosperidad y creo que la propiedad privada es un derecho humano básico. Pero si hay algo que definitivamente no podría ser es un fascista. Odio el fascismo. Entiendo por fascismo la adopción de un pensamiento único, que suprime todos los otros partidos y adopta el culto a la personalidad de un determinado líder, que tiene que ser un imbecil para permitir eso. Oborresco el odio y la segregación racial. Considero que el nazismo es una de las peores lacras que han asolado la humanidad. Me enferma, creo que la humanidad descendio a su punto más bajo cuando los nazis comenzaron a experimentar con seres humanos y más aun cuando lo hicieron con niños. Difícilmente concibo algo más repugnante. Ninguna aspiración fáustica puede justicar eso.

Creo que la gente la gente que esta dispuesta a martar o matarse para derrocar el chavismo o para defenderlo están enfermos. Aquí en Venezuela no hay necesidad de una guerra civil, lo que se necesita es sensatez y trabajo. El chavismo, que como ideolología es harto mediocre, con paciencia y trabajo se cae por sí solo.


No hay comentarios: