viernes, 15 de julio de 2016

La Negación del Holocausto

Hay una corriente muy en boga por Internet, como muchas otras, que niegan el hecho histórico del Holocausto Nazi de los judios. Incluso personajes notables de la politica internacional y de la opinión pública han manifestado su escepticismo e incredulidad ante lo que muchos califican como uno de los mayores crimenes del siglo XX, uno de los mejor documentados de todos.  Es el caso del expresidente de Iran, Mahmud Ahmadineyad.

En lo personal pienso que un hombre de este siglo XXI que se vea a si mismo como civilizado y culto, para aun así negar el holocausto, es como un católico que no crea en la Cruxifición de Cristo. Y desde luego que hubo muchos cristianos que no creían en la cruxifición, pero no eran católicos. Esta no es solo una opinión personal muy mía, existe todo un consenso en las esferas intelectuales y de la politica sobre el hecho rotundo e incuestionable que fue el holocausto. Formo parte de ese consenso y francamente me siento a gusto con este.

Pero el caso del holocausto es peor que el de la Cruxifión de Cristo, porque mientras esta es una materia de Fe para la inmensa mayoría, a pesar de evidencias nebulosas como la del Sudario de Turín, el holocausto no es una materia de Fe, sino un hecho comprobado y histórico. Que si bien puede ser difícil de entender en un principio, por su irracionalidad, forma parte de una serie vejaciones, maltratos y atrocidades cometidas en contra de los judios a lo largo de la historia. No se trata de un hecho excepcional y fortuito. 

Esto ultimo resulta muy chocante dado que esta conectado con la propia Fe cristiana. En efecto en el Nuevo Testamento se sostiene que el rechazo de la nueva Fe por parte de los judios significo hasta cierto punto su condenación y una expiación, traducida en persecusiones y maltratos, con la que tendrían que cargar hasta el final de los tiempos. Esto que es y debiera parecer injusto, una de las debilidades del Nuevo Testamento, fue  asumido con buena conciencia por muchos de los verdugos e inquisidores del pueblo de Israel. Creyendo que con ello simplemente cumplían la palabra de Dios. Una forma de pensar, por cierto, muy psicópata.

Además hay otro punto de coincidencia del holocausto con la cruxifición: así como la cruxifición significa asumir la contradicción de la cruz, tal como magistralmente expuso Carl Gustav Jung en muchas de sus obras, quien por cierto fallo al reconocer el primate harto freudiano que era Hitler (hasta las mejores mentes se equivocan). Pero como decia, así como la cruxifición tiene que ser asumida a nivel interior de forma dramática,  el holocausto  también implica reconocer interiormente lo que significa para la conciencia racional y humanista la inhumanidad de que dio muestras durante ese período histórico. Hay gente que necesita valor para esto.  Al final para mi quiere decir que todos somos hijos de Auschwitz, que toda nuestra civilización esta construida sobre los huesos y la miseria de pueblos enteros que han sido saqueados y masacrados ... pero incluso implica reconocer cosas aun peores que esas, como la fragilidad, el desamparo, la miseria de la racionalidad humana y su insuficiencia ante nuestra naturaleza tánica, de Tánatos, es decir, destructora, sobretodo en el sentido freudiano: un odio instintivo, con una génesis innata, que busca proyectarse de cualquier forma. 

Creo que la negación del Holocausto es una mezcla de ignorancia, estupidez y cinismo. Pero sobre todo de lo ultimo. En este caso es muy dificil separar la ignorancia de la estupidez, tiene que ver por ejemplo con cosas como creer de forma literal la historia de creación biblica o negar la teoría de evolución de Darwin o pensar que todavía la Tierra es plana o teorias conspiranoicas que se me haría fastidioso y arduo enumerar. El cinismo, cuyo objetivo es precisamente sacar ventaja de todo lo anterior, simplemente sabe que el holocausto fue un hecho verídico, pero se complace en negarlo, porque esta convencido de que la historia es simplemente un asunto de vencedores. Siempre y cuando se tenga el poder, es posible moldearla a su gusto. Se trata de fascismo puro y duro, el sueño de completar el holocausto Nazi borrando también la memoria de este, el crimen mismo.

Aunque no es el tema central de esta entrada voy a mencionar la corriente de resentimiento antisemita, parte de la cual no niega el holocausto sino que lo considera justificado. Según esta los judios se han caracterizado por ser usureros y acumular poder a través de las finanzas. Incluso Karl Marx, de origen judio, admitía ese argumento. Aquí se podrían mencionar grandes familias y dinastías judías de las finanzas, como los Rothshild. En cuanto a esto, considero que la riquezas, poder e influencia de los judios no deberían escandalizar a nadie siempre y cuando esta se halla logrado dentro del marco de la legalidad. O al menos dicha riqueza no debería escandalizar tanto como el de otras grandes fortunas no judias. Es innegable que existen grupos de influencia y poder judios, pero eso es harto natural, sobre todo dada la segregación y discriminación que han sufrido durante siglos. Las grandes fortunas de algunas familias judias, como es normal, no han sido un caso generalizado sino que se gesto a la par de una marginación aplastante, como fue el caso de los Rothshild. Los judios comenzaron a destacarse durante la Edad Media como prestamistas y usureros debido a que no se les permitía ejercer otro oficio. Esto paradojicamente parece indicar que no es más misterioso por qué tantos judios han sido usureros  que por qué tantos han sido marxistas. Y entre usureros y marxistas la divergencia es enorme, más que obvia, una variable rompe con la  otra, a pesar del retorcido intento de algunas mentes por pretender buscar una convergencia entre ambas cosas, en una conspiranoica y delirante teoría de conspiración judia.

Pero no es solo grandes banqueros lo que han tenido los judios, sino escritores, músicos y artístas de todo tipo, intelectuales, científicos, etc, por dar algunos nombres: Heine, Proust, Kafka, Marx, Freud, etc. Esto simple y llanamente quiere decir que los judios han tenido un éxito extraordinario, con aportes relevantes para la humanidad. Un éxito y unos aportes que en lugar de envidiar deberiamos reconocer e incluso aplaudir. Pero no prueba ninguna influencia perversa, ni nefasta de parte de ellos. De hecho lo perverso es precisamente insistir en mantener semejante tesis.

Por ultimo tenemos el caso del estado de Israel y la usurpación por parte de este de los territorios palestinos. Es innegable la injusticia que se ha cometido y que se comete contra los palestinos, debido al despojo por parte de los israelies de sus antiguos territorios.  Este en un problema a su vez derivado del antisemitismo europeo, es decir que va más allá de los propios judios.  La responsabilidad de Europa es enorme en este sentido. Desgraciadamente este problema también da pie para que algunos se planteen si se debería aceptar o no el holocausto Nazi como un hecho histórico o como una tragedia para la humanidad, cuando es precisamente el reconocimiento del holocausto el punto de partida, la base sobre la cual construir una reconciliación entre judios con palestinos junto a la comunidad arabe y persa.  Irán o al menos el sector más importante del establiment de ese país, se ha negado a reconocer el holocausto judio, al mismo tiempo que habla de desaparecer de la faz de la Tierra al estado israelí. Lo uno tiene que ver con lo otro. Ha estas alturas el hecho es que este conflicto no tiene una solución militar, sobre todo si se piensa en la magnitud y en las perdidas derivadas de una guerra entre iranies y israelies o incluso una coalición de países arabes y la potencia persa  con Israel (una alianza difícil más no imposible). Sobre todo considerando la posible respuesta nuclear de esta y el casi indudable apoyo incondicional que le darían Estados Unidos y los países de la OTAN.

La única solución viable a este ultimo problema es por tanto la mesa de dialogo y la lucha interior con nuestros propios demonios.


martes, 12 de julio de 2016

La "Arremetida" de Estados Unidos

Recientemente Estados Unidos tomo la supuesta soberana decisión de cerrar las cuentas del BCV y el Banco de Venezuela del Citibank. Aunque supuestamente se trata de una decisión del propia Citibank basada en un estudio sobre la gestión de riesgos de esas cuentas (desconozco  que quieran decir con eso). El problema es que en el 2009 Obama compro, como recuerdan algunos medios chavistas, o mejor dicho nacionalizo el 36% de las acciones de ese banco, por tanto cabe suponer un sesgo politico pronunciado en esa decisión. Es muy posible que sea así. Y desde luego Maduro no podía desaprovechar una vez más la oportunidad para denunciar aquello como una arremetida del imperio. ¿Pero es que no lo es?.

Los que nos dedicamos con racionalidad y sinceridad, invirtiendo buena parte de nuestro tiempo, a los cosas del alma y el espíritu, sentimos la politica como un campo más bien minado, que despierta rencillas, intrigas, odios y fustraciones inútiles, transformandose en un peso que nos arrastra nuevamente a la mundanidad tal como si se tratatara de un roca de Sisifo.  Pero vivimos en sociedad y eso nos hace seres politicos con derechos y deberes en ese sentido. No solo deberiamos aspirar al reino de los cielos, sino también ha realizar este en la Tierra.

El vivir en sociedad sin duda alguna hace la vida mucho más fácil y sencilla en muchos aspectos. Las tareas y trabajos por los que tendría que pasar un Hermitaño o un Robinson Crusoe aislado del resto de la gente serían tan pesados y terribles que muy probablemente reducirían su vida promedio a la mitad o un tercio del que conocemos ahora, y eso corriendo con suerte.

Por tanto uno debe aceptar la responsabilidad politica que se tiene y no pretender delegarle esa responsabilidad politica a otros y dejar que estos se peleen entre ellos para después venir a recoger los despojos o pretender que venga un Aguila dorada a hacerlo, papel que muchas veces a jugado USA. Luego debo condenar el intervencionismo de esa superpotencia.

Es obvio que la decisión de USA es una medida más de presión para un gobierno que se esta haciendo aguas y al que intenta y quisiera terminar de asfixiar. Aunque en lo personal le restaría dramatismo a la cuestión del Citibank. De hecho incluso he estado de acuerdo con la decisión de que se sancionara a ciertos funcionarios chavismas, boliburgueses, con cuentas en el exterior y  que solían viajar para allá. Fue el propio chavismo el que se debio haber vedado eso, pero con eso Tio Sam si que les dio una buena y merecida lección. El Che Guevara, por ejemplo, cuando vio a uno de sus guerrilleros detrás de la caravana revolucionaria con un carro gringo ultimo modelo que le habían decomisado, mejor dicho, robado a los burgueses de la Isla no vacilo en parar la caravana y mandar a que lo devolviera. Que poco sabe el chavismo de esa clase de moral. Esta revolución distorsionada y hecha a punta de petrodólares. Distorsionada también por la terriblemente falsa optica de que Venezuela es un país rico, cosa que todavía también defienden muchos opositores y creen muchos venezolanos.

Pues no, Venezuela no es un país rico, ni es esa gran ramera que no pocos quisieran que fuera.  La voracidad de una país, de esa descomunal potencia y bestia apocaliptica como lo es USA, dejaría a Venezuela arrasada en muy poco tiempo y la dejaría todavía insaciable.  Las reservas petroleras, los recursos minerales, las reservas forestales, los recursos hidricos ... todas esas riquezas que muchos venezolanos dan por fabulas y inagotables USA las agotaria y devoraria en muy poco tiempo si se dejaran totalmente a su antojo, y solo representaría una pequeña parte de su inmenso patrimonio, existente y despilfarrado, producto del saqueo y explotación en otras partes del mundo.


Esa es la verdad y terrible realidad a la que aun muchos venezonos aun no han abierto totalmente los ojos. De hecho son muchos los que se esfuerzan por no hacerlo.

El venezolano lo que tiene, tiene que cuidarlo y invertirlo muy bien si de verdad quiere sacarle el máximo provecho. Y tiene que intentar producir por si mismo bajo una optica nacional, ecológica, original, bajo un modelo sustentable, intentando no cometer los mismo errores de la sobreexplotación en otros países, si es que no quiere ser víctima de la depredación planetaria. Por ejemplo, son muchas las criticas que han llovido sobre el proyecto del Arco Minero del Orinico, y lo que pasa actualmente allí. Todo parece indicar que eso es tan feo como lo pintan y que los recursos mineros de esas zonas era mejor que se quedaran bajo tierra.

Pero el peor escenario es una intersión de USA.  Esa intervensión significara simple y llanamente depredación y reparto de despojos. Incluso podría desatar conflictos generalizados y análogos  a los de la guerra santa que actualmente vive el medio oriente. De momento no creo que una intervensión así se produzca a menos hasta que no se desate un conflicto civil de envergadura en el que USA pueda tomar partido. Por lo que todavía no me alarma mucho semejante posibilidad.

 Aun deseo y espero lo mejor para mi país.

lunes, 4 de julio de 2016

La teoria de los Ciclos de la "La luz de Egipto"

Thomas H. Burgoyne (Zanoni)

El libro de la "Luz de Egipto" de Thomas H. Burgoyne, de nombre iniciático Zanoni, tiene una teoría de los Ciclos, supuestamente basada en los Vedas y otras tradiciones esotéricas. Esta teoría es similar en muchos puntos a la que se expone en la teosofía de Blavatsky. Como por lo general ocurre con esta clase de conocimiento revelado u oculto, no es muy claro en algunos puntos y en otros contradice a la ciencia actual.

Por ejemplo, el libro afirma que el movimiento del Polo de la Tierra, un movimiento en el que se inclina a lo largo del tiempo,  se invierte y vuelve a su posición original,  es el movimiento de fuerzas evolucionarias, humanas y psíquicas, confirmandose una vez más con ello la máxima: "como es el macrocosmos es también en el microcosmos". Así citado no es claro si se refiere al polo geográfico, al polo magnético o a ambos, de hecho el libro no hace ninguna diferenciación de los dos tipos de polos, que por cierto no coinciden. Debe aclararse además que el movimiento del polo magnético y el descubrimiento de sus inversiones a lo largo del tiempo es de fecha relativamente reciente. Nada de eso era de conocimiento científico para la fecha en que Burgoyne publica su libro (1889), aunque las especulaciones sobre el movimiento del polo geográfico si datan de mucho antes de esa fecha. En las "Moradas Filosofales" de Fulcanelli, también se hacen vagas alusiones a una tradición sobre la inversión polar de origen templario. 

El libro Burgoyne se refiere es al movimiento del polo geográfico, y las inversiones que propone de este a lo largo del tiempo, si es algo quimérico o lo más solo hipotético para la ciencia actual, pero muy dificilmente o imposible de aceptar de la forma como lo describe el libro que tratamos.  Según este el movimiento de inclinación del polo es de 50 segundos por centuria. Eso quiere decir que se necesitan 1.296.000 años para que la posición de los polos (geográficos) se invierta y 2.592.000 años para una revolución completa. Por tanto pasados 648.000 años desde que no había inclinación polar, la inclinación sera de 90 grados y los rayos del Sol, durante ciertas estaciones, serán verticales a los polos lo que causaría la rápidad descongelación y la congelación de  estos a los largo del año, causando inundaciones apocalipticas a nivel global, al menos 2 veces al año. Hubo una etapa denominada la Edad del Horror por los hindues en la cual la Tierra tenia dos veranos al año en las latitudes polares. Uno cuando el Sol salía por el norte y cuando retornaba por el sur nuevamente.

La inclinación 90 grados de la línea ecuatorial con respecto a la ecliptica, que es a lo que se refiere el libro, es algo que pasa actualmente en el planeta Urano, que esta inclinado 98 grados, Mercurio esta inclinado 0.1 grados, mientras que el de Venus esta inclinado 177 grados, lo que hace que gire en sentido contrario a como lo hace la Tierra. Son fenómenos para los cuales la ciencia todavía no tiene una explicación. Con esa inclinación de 90 grados en la mayor parte del globo el día tendría una duración que iría variando gradualmente, en un margen muy amplio, a lo largo del año, me refiero a los periodos diurnos y nocturnos, podría ir  desde las 24 horas actuales, cuando el eje de rotación fuese perpendicular a la línea que forman el Sol y la Tierra,  hasta varios meses, cuando el eje de rotación estuviese alineado al Sol. Una situación muy diferente a la actual en la cual el día tiene una duración muy aproximada en casi todo el globo y a penas varia a lo largo de todo el año.  En cierta epoca del año, cuando  la eje de rotación estuviese alineado al Sol, la mitad de un hemisferio de la Tierra estará congelado, con temperaturas tan bajas como no hemos conocido en ningún punto de la Tierra, mientras el otro tendría temperaturas veraniegas y infernales en algunos sitios. Un escenario como ese no es nada fácil de imaginar, de hecho es incluso muy dudoso que pueda existir la vida como la conocemos en una Tierra inclinada 90 grados. Pero es exactamente lo que afirma el libro de Burgoyne. Desde luego que el descongelamiento de la mitad de un hemisferio terrestre causaría  inundaciones espectaculares en algunos sitios, para dar una idea, se ha calculado que si los 2 polos terrestres se descongelaran el nivel del mar aumentaria más de 200 metros, lo cual dejaría solo alguna pequeñas islas a lo largo de todo el globo. Pero en el escenario de la inclinación de 90 grados aun no se esta ante un descongelamiento de los dos polos.  No estoy seguro de que pueda existir algún sitio idóneo para una civilización en una Tierra inclinada 90 grados, pero probablemente este sea la línea ecuatorial, dado que seria en donde los periodos diurnos y nocturnos tendrían una periocidad más o menos regular, a lo largo del año, a pesar de lo variable que seria la salida y puesta del sol, y es la que más se aproximaría a la que tenemos actualmente. Pero toda la cuestión es tan compleja e inconcebible, son tantas las variables, que se requería un modelo computarizado para poder más o menos hacerse una idea precisa.

Volvamos otra vez a los ciclos del libro, son  1.296.000 años para que la posición de los polos geográficos se invierta y 2.592.000 años, es decir el doble, para una revolución o una vuelta completa a su misma posición. Para que el polo se incline 90 gradas pasan 648 000 años es decir la mitad de 1.296.000. Este ciclo de 648 000 años se divide a su vez en 4 edades, que se identifican con las 4 edades de los antiguos: Oro, Plata, Cobre y Hierro.  Se dan sucesivamente al moverse el Polo de rotación desde el ángulo 0, con respecto al eje de traslación (línea perpendicular al plano de traslación que pasa por el centro de la tierra) o lo que es o mismo la inclinación del Ecuador con respecto a la ecliptica.


Edad                       Años comunes        Movimiento del Polo        Años Divinos
Edad de Oro:          259.200                  36 grados                                720
Edad de Plata:        194.400                  27 grados                                540
Edad de Cobre:      129.600                  18   "                                         360
Edad de Hierro:       64.800                     9   "                                        180
Total                        648.000                  90 grados                              1800

(un año divino dura 360 años normales o terrestres)


El Año Solar es el ciclo de precesión de los equinocios, según el libro que tratamos, dura 25.920 años (los cientificos creen que es de 25 776 años). El dia Polar equivale a 100 años solares, es decir el ciclo de 2.592.000 años terrestres.

El dia Polar de 2.592.000 años de duración determina sobre la tierra la duración del impulso vital de evolución conocido como la  Gran Ola o Onda de la Vida. Esta onda pasa alrededor de una cadena septenaria o circuito de los siete planetas, no en condiciones regulares sino en lo que se llama en el libro ondas o impulsos. Esta cadena septenaria de planetas no serían los planetas visibles del Sistema Solar sino unos planetas no visibles, ubicados en otra dimensión o parte del universo y pertenecientes a una cadena planetaria o sistema solar distinto al nuestro. La Gran Ola o Onda de Vida, es la vida que transmigra a nuestro planeta actual, esta vida al final del ciclo de 2.592.000 años llegaría al final de su evolución planetaria y pasaría a otro planeta en otra cadena planetaría, pero con un nivel de evolución más alto. Bajo este punto de vista el ciclo 2.592.000 se considera un día de creación del Génesis, cuya división en dos, de 1.296.000 años, llamado por los hindues el Treta Yuga, constituría el día y la noche, del relato bíblico.

A los 7 periodos de 2.592.000 años se le denomina una semana de creación o una ronda, el séptimo periodo es el Sabbat o dia de descanso, también denominado Pralaya menor por Blavatsky (hay varios tipos de pralayas menores). Cada raza humana pasa por una ronda, dado que hay 7 razas (estariamos en la quinta), en total se necesitan 7 rondas, esto es 7 periodos de 7 x 2.592.000 años, más un periodo final de 18.144.000 años (la duración de una ronda 7 x 2.592.000 ) denominado jubilieo (por analogía al año 50 de jubileo de la Biblia), lo que hace un total de  7x7x2.592.000 + 18.144.000 = 145.152.000 años. En el jubileo, las almas que logren llegar a el, alcanzan un estado de Nirvana, luego de lo cual pasan a ser los Dhyan Choans, algo así como unos espíritus guias o avatares, de las almas que comiencen el nuevo ciclo planetario. Son 7 ciclos de este tipo, es decir de 145.152.000 años, lo que hace un total de 7x145.152.000 = 1.016.064.000 años. Este gran ciclo es el período de tiempo de la existencia física del planeta.

Luego de este ciclo viene un nuevo Nirvana de 127.008.000 años, durante el cual el Sol permanece inactivo. Terminado este "el primer aliento caliente de la nueva vida espiritual pulsa a través del espacio de Aeth para que una recreación de la cadena planetaria comience nuevamente".

El dia polar de 2.592.000 años se considera que esta compuesto por el Prajanatha Yuga de 2.160.000 años y el restante Kali Yuga de 432.000 años, denominado también la Edad del Calor. El Kali Yuga es un sexto de la órbita polar y 5 Kali Yugas hacen un Prajatatha Yuga.

Los 4 Yugas indues: Satya Yuga, Treta Yuga, Dvapara Yuga, Kali Yuga y la suma de los cuatro que es el Maha Yuga, abarcan un periodo de tiempo más grande que la tabla de cuatro edades anterior, pero cuya duración corresponde a la misma inclinación del polo del ciclo anterior. Cada una de las duraciones de los cuatro primeros Yugas es un múltipo de la duración temporal del Kali Yuga.

Los 5 grandes Yugas:


Yuga        Duración en Años     Kali Yugas    Grados       Años Divinos
Satya:            1.728.000                  4                  240              4.800
Treta :           1.296.000                  3                  180              3.600
Dvapara:          864.000                  2                  120              2.400
Kali:                  432.000                  1                    60              1.200
Total:
Maha Yuga:   4.320.000               10                  600            12.000

(un año divino dura 360 años normales)

Un Gran Kalpa son 1000 Maha Yugas.

Los 10 periodos, 10 edades o Kali Yugas son también conocidad como los 10 avatares de Vishnu. Las 4 edades o los 4 primeros Yugas son también las 4 edades de los antiguos: edad de oro, plata, cobre y hierro.

Durante el Satya Yuga, cuando el Polo geográfico de la Tierra esta inclinado 240 grados, el impulso o la onda de vida comienza a pasar al próximo planeta, por lo que el proceso tendría una duración no menor de 2 Kali Yugas.

Los Ciclos del la "La Luz de Egipto" a la luz de la Ciencia

No solo no existe evidencia científica de que la Tierra se comporte de acuerdo a los ciclos descriptos sino que además dichos ciclos contradicen la evidencia científica existente.

Se ha descubierto que el polo geográfico se mueve a lo largo del tiempo, aunque las variaciones hasta ahora no pasan de los 20 metros, ha diferencia del polo magnético que se ha desplazado en decenas e incluso cientos de kilometros en a penas decadas. Parte de esas variaciones en el movimeinto del polo geográfico se ha confirmado que han sido producto de movimientos tectónicos o terremotos.  Hay hipotésis que hablan de unos cambios mucho más rápidos y bruscos en el movimiento de los polos como la del deslizamiento polar, que se remotan a incluso antes de que se publicara "La luz de Egipto". A pesar de esto los científicos estiman que el movimiento del polo geográfico no ha sido mayor a 1 grado por millón de años.

Los ciclos de 2.592.000, por los cuales pasaría una oleada de vida que luego migraría a otro planeta (sin saber de que forma), no coincide con los periodos de grandes extinciones de la Tierra, que abarcan ciclos de decenas e  incluso centenares millones de años. Por ejemplo, el Jurásico, la etapa durante la cual dominaron los dinosarios, duro más de 50 millones de años.

El periodo máximo de 1.016.064.000 años de la existencia física del planeta, contradice la evidencia científica que asigna a la Tierra una edad mayor a los 4 mil millones de años.

Pero incluso más allá de estos datos hay una idea de fondo que no termina de encajar ¿Por qué habría de estar confinada la vida y la evolución humana solo al planeta Tierra o a unos planetas en particular? ¿Por qué en lugar de restringirse la evolución humana a la Tierra no habría más bien el hombre de conquistar con su tecnología otros planetas y expandirse por todo el espacio exterior?  La tecnología del hombre ha abierto esa posibilidad y ese escenario de los Ciclos  no la contempla en lo absoluto. Tal vez aquí se indique la Paradoja de Fermi como un argumento en contra de este tecnoptimismo. Pero es un argumento demasiado científico para un libro como el de "La luz de Egipto", que nos habla de magia, de poderes paranormales  y otras cosas aun más difíles de aceptar para la Ciencia. ¿No habrá subestimado el libro de Zanoni con su teoría de los ciclos precisamente lo que más pretendía estimar, la capacidad y el poder de ingenio de la mente y el alma humana?.