jueves, 16 de abril de 2015

Venezuela entre la Espada y la Pared


Por una parte Venezuela sufre de un gobierno que no termina de reconocer cuáles son los verdaderos problemas y desafíos del país:

  • Contrabando
  • Escasez
  • Inseguridad
  • Corrupción
  • Analfabetismo financiero (de sus dirigentes)
mientras que por otra encara la voracidad de un capital internacional al que se le agua la boca de tan solo pensar en los jugosos beneficios que podría sacar al ponerse en remate muchos de los activos más importantes del país, luego de uno de esos golpe neoliberales cuyos pasos bien delineados ha explicado el afamado sicario económico norteamericano John Perkins.

 
John Perkins, el sicario económico

No solo se trata de USA, como usualmente suele ser. España también tiene hambre, toda la alharaca que hay actualmente en ese país entorno a Venezuela no se trata más que de la impaciencia del capital español por sacar provecho de la miopía y ignoracia económica de esta estafa y fantasía socialista del siglo XXI creada por Chavez y su combo. La cual no ha hecho sino devaluar, en este mundo del libre mercado, al país entero. Un provecho como el que sacaron en el caso de Viasa durante el auge neoliberal de los 90, la mejor aerolínea de latinoamerica a la cual desmantelaron y pusieron en remate unos pseudo empresarios españoles, al mejor estilo de la  película Wall Street de Oliver Stone de 1987.  Por eso cuando Felipe González, ex presidente de España, dijo que Venezuela despilfarró 800 mil millones de dólares no hizo sino mostrar los dientes. Venga Sr. Felipe González, diganos como administrar este país.  No es por nada que Felipe González figura en la lista de quienes han pasado por la puerta giratoria. Ni tampoco seria raro que en algún momento trabajara para Goldman Sachs si es que  no lo esta haciendo todavía.
Felipe González ha usado la puerta giratoria

Pero a pesar de que con este socialismo 'del siglo XXI', el capital internacional no deja de sacar provecho, gracias por ejemplo a los bonos no tan basura, ellos quieren más mucho más.  No es por nada que el capital español esta impaciente. Actualmente es difícil invertir en Venezuela, hay no pocos empresarios españoles que han que sido expropiados o presionados por el gobierno de Maduro. Es obsceno que Venezuela tenga una gasolina a centimos de dólar, es obsceno que en este país gobierne un gorila como Maduro. ¡De verdad lo es!.

No es Cuba, como alega la pseudo nacionalista opoción venezolana, el país que más se ha beneficiado con las erradas politicas del gobierno chavista. El país que se más se ha beneficiado es Colombia, el país satélite de USA, gracias al contrabando desde Venezuela, con el cual se le inyecta anualmente el equivalente de miles de millones de dólares, salidos casi de la nada. Por eso la ecomía colombiana esta en deflación. Eso también es terriblemente obsceno.

No fue por nada que Cristóbal Colón  llegó a Venezuela en su 3er viaje, este país esta en un posición estratégica, en la cabeza del sur continente. No es por nada que Mario Vargas Llosa dijo que aquí se jugaba el destino del continente. Caracas esta 900 metros sobre el nivel del mar y escudada por la inmensa coordillera del Avila, ahora Guaraira Repano, su pulmon natural, tiene una temperatura perfecta y esta en el centro del Mar Caribe. Mientras ciudades sobrevaloradas como Nueva York, Tokio o peor aun las Vegas, gracias en gran parte a la financiarización de la crisis inmobiliaria, dificilmente pueden tener un destino de 50 o 100 años más de vida y encanran el reto de inversiones multimillonarias para preservarlas de desastres como el cambio climático, Caracas tiene visos de poder permanecer en pie durante miles de años, no gracias a sus infraestructuras, que en muchos casos son una mierda sino a su posición privilegiada, su riqueza y belleza natural.  Si los caraqueños de verdad supieran lo que vale la cuidarían como una tasita de plata, pero en lugar de eso la han llenado de basura y en muchos de sus rincones es un antro de delicuentes y parásitos.  Todavía se puede salvar y no es tan difícil como creen los caraqueños.

Desde tiempos de Pérez Jiménez este país no sabe lo que es tener un auténtico líder con una visión estratégica al mando.  No hay quien este a la altura de la terrible situación que encara el país. ¿Que salida salida tiene Venezuela?, algunos no saben hacer otra cosa que esperar a que los preciosos del petróleo suban, que seguramente van a subir,  mientras que otros propiciarian la llegada de la inversión del  capital extrangero, vendiendo el país y su mano de obra a precio de ganga o pactando con el FMI, típica formula de los gobiernos que precedieron la llegada del chavismo y aun sostiene un sector importantísimo de la oposición venezolana.

Francamente no veo como podríamos salir de esto sin pagar un precio enorme. Algunos hablan de dolarizar la economía, cosa que sin considerar sus implicaciones economicas  los chavistas rechazarían por aborrecer el solo simbolismo. Es algo que que aun sigo pensando, mucho más que algo que de verdad tenga el valor de hacer, pero si tuviera que jugarme una carta  en lugar devaluar o sustituirla apostaría por eliminar la moneda. Eliminando la moneda el problema del contrabando desaparecería como por arte de magia, dado que este en gran parte se aprovecha de la depreciación cada vez mayor del bolívar. Para las compras a nivel nacional se emplementaría un tipo de tarjeta electrónica que especificaría qué cosas se pueden comprar con esta y que impuesto cancela o exonera. Mientras que el comercio con USA,  Colombia y otros países podría hacerse en dólares o con un tipo de transacción por trueque (con USA no quedaría otra sino emplear el dólar).  Es una idea arriesgada y difícil de implementar, aunque tal vez no tanto sobre todo si se considera que el gobierno controla la mayor parte de la economía,  todavía la sigo pensando pero creo que es una de las cosas en donde de verdad podríamos demostrar  algo de inteligencia y coraje ... y ser un verdadero modelo y 'esperanza' para el mundo. Un verdadero socialismo del siglo XXI. 

Desgraciadamente esa ultima solución es en extremo utópica,  irrealizable (RISAS). Lo otro que se me ocurre es la implementación de una criptodivisa electrónica para uso sólo de los venezolanos, un bitcoin pero nacional. Por la propia naturaleza de esta no estaría sujeta a los vaivanes de un mercado negro paralelo, por lo que también seria un tremendo freno para el contrabando. Dado los controles a los que habría que someter a esa moneda no debería ser posible transar con ella via Internet o al menos no en cualquier sitio de Internet, por lo que tendría que tener un protocolo de seguridad sumantente estricto y riguroso. Pero ello solo seria posible mientras no se pudiera hackear su protocolo de transmisión electrónica, no me refiero solo a la encriptación de la moneda que es otra cosa. Dado el libro de contabilidad con el que cuentan estas monedas, la cadena de bloques, estaría muy abierto a las politicas de control monetario y por tanto seria una moneda mucho más segura. 

Cualquiera pueda comprar y vender con bitcoins pero no cualquiera podría comprar y vender con la hipotética criptodivida venezolana. Actualmente en los supermercados existe un control riguroso de las compras a través de los captahuellas, si esto se acompaña con la implementación de las criptodivisas, se estaría ante un efectivo mecanismo de control que mitigaría de forma considerable el contrabando hacia Colombia.

Casi parezco un burócrata hablando de estas cosas en este blog que no lee nadie (RISAS), pero las criptodivisas lejos de significar más burocracia son una forma de deshacerse de ellas, como bien ha explicado muchas veces Max Keiser.

Eso es todo lo que se me ocurre de momento.

No hay comentarios: