martes, 24 de febrero de 2015

La situación política y económica de Venezuela

Actualmente la manera en como el gobierno de Venezuela práctica la política sigue dando pena.

Luego de la muerte de Chavez, el discurso sigue siente demagógico y populista con los seguidores y de confrontación con la oposición. De hecho mientras los problemas económicos se han acentuado más, la radicalización en contra de la oposición ha sido aun mayor por parte del gobierno. Los precios del petróleo han disminuido, hay 3 sistemas cambiarios con una devaluación más grande, la inflación esta próxima al 100% y la escasez de productos básicos es gravísima y cada vez peor. Además de que no se consiguen, hay que hacer grandes colas para comprarlos . El problema de la delincuencia y la tasa de homicidios ha persistido y la inexplicable amnesia del gobierno hacia ese flagelo sigue siendo casi total. A pesar de que incluso ellos mismos la sufren. Es muy difícil comprender como se ha llegado hasta este punto.

El problema de la escasez de alimentos tiene múltiples aristas, entre ellas están:

  • La producción nacional
  • El acaparamiento y el contrabando
  • El control de divisas
  • El control de precios

La  raíz de este probema es que el país importa el 70% de lo que consume. La culpa es del modelo rentístico petrolero heredado de la 4ta República, alegaría el gobierno. ¿Qué ha hecho la 5ta Republica para cambiar eso?. No soy muy bueno buscando graficas pero voy a intentarlo. En cuano a la producción agrícola la versión del gobierno es que se ha aumentado la producción agrícola en un 50%. Abajo se observa una gráfica hasta el 2010.



Producción agrícola en Venezuela desde 1988 hasta el 2010

Sin embargo la escasez de productos agrícolas esta precisamente entre lo que más afecta a la población. Pero la noticia  dice que se produce más de la mitad de alimentos que se consumen, en lugar de solo el 30% como indicaba antes. El gobierno ha alegado que siempre se han otorgado y destinado las divisas necesarias para importar el resto de los alimentos que se consumen pero no se producen en el país. Así que se debería dar por hecho que no es un problema de que no se este importando lo necesario. Si nos fueramos a las estadísticas de las fuentes oficiales habría que consultar y interpretar muchas gráficas para ver en que se sustentan esas afirmaciones. Sin embargo independientemente de eso esta la realidad de la calle, en la cual los producctos no se consiguen. Así que ¿a dónde va a parar toda esa producción?.

Es aquí en donde entramos al problema el acaparamiento y el contrabando. El acaparamiento de las propias distribuidoras y tiendas de venta  se haría para especular con los precios o para producir la sensación de escasez, en ambos casos no solo por interés egoista sino  también con un supuesto plan de sabotaje económico y para propiciar cierta agenda política, contraria al proyecto "socialista" del gobierno. Pero a mi me parece poco creíble que el acaparamiento de los distribuidores, vendedores o consumidores puede explicar el alto porcentaje de escasez que se observa en lo anaqueles. Simplemente no es viable acaparar tanto y por tanto tiempo, no es posible que las distribuidoras, por ejemplo tengan la suficiente capacidad a nivel de almacenes y de infraestructuras para acaparar la cantidad de mercancía que no se esta vendiendo, algo así solo podría hacerse por corto plazo, pero la escasez data de más de un año y cada vez se acentúa más.

En cuanto al contrabando, Venezuela tiene una frontera marítima con Trinidad y Tobago, Aruba y Curazao de los Países Bajos. El problema del contrabando marítmo en el país es de larga data y de que existe por supuesto que si. Pero al parecer no hay estadísticas de cual sería el contrabando de alimentos por esa vía. Tampoco se cuenta con estas para  explicar cuál seria el contrabando por vía terrestre o aérea. Sin embargo se suelen dar unas cifras totales de lo que se habría decomisado en contrabando y acaparamiento en los medios de comunicación. Estas cifras se suelen cuantificar en toneladas de alimentos decomizados.  El año pasado el gobierdo dijo decomizar un total de 28 mil toneladas de alimentos . 28 mil toneladas en todo el año. ¿Qué representa esto? ¿Es esa cifra lo suficientemente grande para explicar la escasez que hay en los anaqueles?

Es muy fácil hacerse una idea de cuántas toneladas de alimentos consume una población de personas diariamente. Basta saber multiplicar y tener hacer una media de cuánto consume cada persona y la población del país (30 millones). Por ejemplo, se podría suponer que entre todos los venezolanos se come un promedio de medio kilo  de alimentos diariamente . Un niño puede que coma menos o aproximadamente eso y un adulto mucho más, pero por poner una cota pequeña  supongamos que fuera esa la cifra. Si esto se  multiplica por la población del país, que son 30 millones, en Venezuela se consumirían unas 15 mil toneladas de alimentos diariamente. De hecho en este artículo se habla de 25.7 millones de tonelas anuales, que si se dividen por la cantidad de días del año daría más de 71 mil toneladas diarias, desgraciadamente no se específica qué cantidad de esa cifra es lo destinado al consumo humano y cuánto al consumo animal. Para entender la importancia de eso basta decir que más del 90% de la producción de grano se destina al consumo animal. También debería ser claro que en esa 71 toneladas también habría cosas que en realidad no se consumen, sobre todo considerando que también se importan animales vivos, cosas como algunas vísceras de animales. Pero a lo que voy es que si se considera la cifra que cácule inicicialmente de 15 mil toneladas lo decomizado en contrabando no cubríaria ni siquiera 2 días de consumo a nivel nacional. Mientras que si lo hacemos de acuerdo a las propias cifra de 71 toneladas, probablemente inflada en cuanto a consumo humano, lo decomizado en contrabando en todo un año, ni siquiera cubriría la 3ra parte de lo que se consume en 1 día.

Mientras tanto la escasez no es de 1 ni de 2 días sino de más del 50 o 70% durante casi todo el año. Estamos hablando de que lo que se consigue a penas satisface el 30% de la demanda o que hay que espera hasta 1 semana para conseguir un producto básico que antes se podía comprar durante cualquier día del año.

En otras palabras, lo que dice decomizar el gobierno en contrabando es completamente rídiculo y irrisorio. Si fuese contrabando se le estarían robando al país hasta más de 40000 toneladas diarias de alimentos. ¡Es escalofriante!.  Pero lo decomizado no es ni remotamente suficiente para sustentar la tesis de una guerra económica, ni mucho menos.  Sin embargo las noticias de lo incautado, supuestamente,  en contrabando no dejan de pupular en los medio una y otra vez, como si fueran de una trascendencia mayúscula, cuando se trata de una falta de respecto al sentido común. La distorción de la realidad en ese sentido es pues enorme. ¿Dónde ha ido ha parar entonces toda la producción e importación de alimentos? La pregunta sigue sin respuesta. ¿Nos han estado mintiendo?

En Colombia el contrabando proveniente de Venezuela se calculo en $17.635 millones, de los cuales $2.528 millones es lo que se estima en alimentos. Para que se tenga idea de lo que representa esa cifra tiene que tomarse en cuenta que los ingresos por petróleo en Venezuela en 2014 fueron de $75.millones.  Y mientras nosotros nos hundimos en la inflación en Colombia de lo que se habla es de deflación. Lo cual no es bueno para el empleo en ese país. ¿Estamos hundiendo la producción de Colombia?. 

Queda por analizar  los argumentos del sector empresarial de este país. Pero hay que decir antes que el gobierno ve ha gran parte de este sector como un grupo no solo opositor sino también desestabilizador. Otro acusación que suele lanzar contra el mismo es el de parasitario, debido a que no produce divisas (dólares) sino que consume todas las generadas por el Estado de la exportación petrólera. No solo para importar sino también en busca de mayores rendimientos sea debido a la devaluación o en paraisos fiscales.

Lo que dice el sector empresarial es que al no poder acceder a las divisas para la importación de los insumos, repuestos y materiales requeridos por la industria o bien estas tienen que cerrar o producir por debajo de su capacidad. Son muchas las empresas que han cerrado o se han ido del país. El gobierno por otra parte ha expropiado muchas de las empresas cerradas o que dejaban de producir, sin que eso en la gran mayoría de los casos haya logrado reactivar la producción de las mismas. El fracaso en ese sentido ha sido enorme. Pero lejos de darse marcha atrás a esa politica se la ha radicalizado cada vez más.

Luego esta el control de precios. En parte tiene que ver con aquello del libre mercado pero mucho más con el sentido común. A pesar de la inflación hay varios productos de la cesta básica que están regulados, como la harina.  Hay empresas privadas que lo producen, y supongo, no conozco bien esta parte, el gobierno les subsidia la venta o la producción. Aunque de todas formas he escuchado muchas quejas de ese sector sobre que el precio de sus productos esta muy por debajo de su margen de ganancia y la contribución de eso a los problemas de producción y abastecimiento.

Peor aun, la escasez que hay no es solo de alimento sino de toda clase de productos básicos: higiene personal, repuestos para carros, material de construcción, etc.

No es claro saber donde esta la verdad. Pero sin lugar a dudas el discurso del sector empresarial es mucho más racional que el discurso confrontativo y conspiranoico del gobierno. 

La Confrontación

Como dije la confrontación con el bando opositor se ha hecho aun más fuerte. Relevantes figuras politicas se encuentran en estos momentos tras las rejas. Como el alcalde Leopoldo López y recientemente el alcalde Antonio Ledezma. Esto luego de que el gobierno insistiera una y otra vez en su voluntad para el diálogo.

¿Por qué están presos esos opositores? Se les acusa de golpistas y conspiradores. En el caso de Leopoldo López se le ha criminalizado por los actos violentos de las protestas que se iniciaron en febrero del 2014.  Este alcalde es por cierto uno de los líderes más populares y éxitosos del bando opositor, quien ganó en repetidas ocasiones varios procesos electorales para la elección de alcalde. Su popularidad se remonta desde antes del propio arribo de Chávez al poder.  En el caso del Antonio Ledezma ocurre de forma similar.

Sin embargo el gobierno no ha respetado el grado de representatividad que tienen estas relevantes figuras . ¿Cómo puede haber entonces una voluntad de diálogo? Creo en la inocencia de Leopoldo López, de hecho hasta me resulta extraño decirlo porque no veo ni siquiera  un elemento de culpabilidad. Si llamo a protestar, si quería la salidad del Maduro, pero eso era completamente legítimo, normal en una democracia.

Antonio Ledezma es y ha sido sin duda un férreo opositor al gobierno chavista y ahora de Maduro. Algo normal en una democracia. Sin embargo el gobierno decidió arrestarlo por su supuesta mención en un plan desestabilizar en el que se pensaba bombardear varias instituciones gubernamentales con la participación de algunos miembros de las fuerzas armadas que luego preveían fugarse del país. Evidentemente es completamente infundado. ¿Cómo se puede asegurar que esa mención en el plan desetabilizador o golpista de Ledezma no es también parte de otra conspiración?. 

El gobierno debería recordar en ese sentido, si de verdad le interesa la estabilidad del país y un diálogo sano con la oposición, las grabaciones que descubrieron en las computadoras de guerrilleros de las FARC en las cuales se evidenciaba el supuesto apoyo Venezuela a la guerrilla, lo cual se rechazó rotundamento,  y que el gobierno colombiano termino ignorándo en pro de las buenas relaciones de ambos países. También las grabaciones de Mario Silva en las que este aparecía hablando con un supuesto dirigente de la inteligencia cubana y en las que se reconocía una voz idéntica a la suya. El gobierno también desestimo esto en pro de la imagen de una de sus figuras más rádicales y polémicas. De hecho este ha vuelto al canal de VTV. Semejante grado de buena fe debería también valer para muchos de los opositores del gobierno.

Se esta cayendo en una espiral de confrontación, represión y persecución política que es difícil saber ha donde pueda llevar al país. Se están desestimando los problemas que tienen más prioridad y la propia paz del país. Estamos a punto de caer en caída libre.



No hay comentarios: