miércoles, 27 de julio de 2011

La Enfermedad de Nietzsche

Es cierto que Nietzsche sufría de una enfermedad mental y esta puede haber influído en sus escritos de una manera muy difícil de comprender para nosotros. Me figuro que tal vez le hiciera tener algún tipo de experiencia mística o de vivencias psíquicas muy fuertes y profundas... Como parece desprenderse de algunos de sus escritos. Leáse a este respecto lo relatado por el mismo en su introducción de la "Gaya Ciencia".

Pero Nietzsche si lamentaba hasta cierto punto su condición. El sentia una gratitud hacia su enfermedad, decia que cuando estaba enfermo era cuando mejor escribia y parecia sentirse en el umbral de alguna transfiguración. La enfermedad era como un contraveneno[1], contra la decadencia. Pero esto no significa que no realizo un esfuerzo psíquico enorme para escribir algunos de sus libros. Como le confeso el mismo a un amigo, tuvo que hacer alquimía para poder transformar  el difícil estado mental y emocional en que muchas veces se encontraba, para poder escribir sus brillantes libros.  En la genealogía de moral Nietzsche escribe:

"¿Qué es esto que, precisamente a mí, me resulta del todo insoportable? ¿Esto de lo que sólo yo no puedo librarme, y que me ahoga y me consume? ¡Aire viciado! ¡Aire viciado!"

Con "Aire viciado" Nietzsche se refiere al aire que emanaba de si mismo, lo que dice a continuación termina de respaldar esta interpretación:

"El hecho de que algo mal constituido se allega a mí; ¡el verme obligado a oler las entrañas de un alma mal constituida!"

La enfermedad de Nietzsche probablemente era algo así como el Daimon de Sócrates. Este parelelismo entre Sócrates y Nietzsche se manifesto también de otras maneras. Sócrates se dio de cuenta "que solo sabía que no sabía nada", mientras que Nietzsche fue capaz de ver, de manera abismal, profunda, como ningún otro en su tiempo, que era un decadente. La afirmación de  Sócrates es análoga a la paradoja del mentiroso, ese mismo hecho hace de el un sabio. Lo mismo ocurre con la conciencia que adquiere Nietzsche sobre su propia decadencia, eso lo redime de ser un decadente. De allí que Nietzsche en Ecce Homo diga, algo así como 'soy y no soy un decadente'.

[1] "Contraveneno", una expresión que Nietzsche uso en varias ocasiones. Se basa en el uso médico de un veneno para contrarestar otro veneno. Relacionado con la enfermedad de Nietzsche  o refirindose también a la misma estaría la frase "lo que no me mata me hace más fuerte".

No hay comentarios: