domingo, 31 de julio de 2011

Koyaanisqatsi: sin palabras

Koyaanissqatsi (del ideoma Hopi): 1. loca vida, 2. vida en tumulto, 3. vida fuera de balance, 4. vida en desintegración, 5. Un estado de vida que amerita otra manera de vivir


viernes, 29 de julio de 2011

El Sí Mismo

[...]
Que el cuerpo sea el sí mismo, dado que el sí mismo reside en el seno del cuerpo y se expresa por medio del cuerpo, es para Nietzsche una disposición capital: todo lo que el cerebro le niega permanece oculto en la vida corporal, esa inteligencia más grande que el asiento de la inteligencia; todo el mal, todo el sufrimiento provienen de esa querella entre la pluralidad del cuerpo con sus mil veleidades pulsionales y la obstinación interpretativa del sentido cerebral: del cuerpo, del sí mismo brotan las fuerzas creadoras, las evaluaciones; de su inversión cerebral nacen los espectros mortales, empezando por la ilusión de un yo voluntario, de un espíritu “desprovisto de sí”. Asimismo, los demás no son otra cosa que proyecciones del sí mismo, a través de las inversiones del espíritu: el yo, el no tienen más realidad que como pura modificación del sí mismo. Por último el sí mismo en el cuerpo no es sino una extremidad prolongada del Caos -los impulsos bajo una forma orgánica e individuada, son los delegados del Caos. [...]
Desde el momento en que el cuerpo es reconocido como el producto de los impulsos (sometidos, organizados, jerarquizados), la cohesión de éstos con el yo se vuelve fortuita: los impulsos pueden servir a un nuevo cuerpo y están a la búsqueda de las condiciones nuevas: a partir de los impulsos, Nietzsche supone más allá del intelecto (cerebral) un intelecto infinitamente más vasto que aquel que se confunde con nuestra conciencia.
[...]
 

La última carta de Nietzsche a Burckhardt

Esta carta Nietzsche la escribe en plena locura  a uno de los académicos a quien más admiraba: Jacob Burckhardt. Las negrillas no son mías sino de un artículo de Pierre Klossowski, dedicado a narrar y interpretar esta fase tan difícil y enigmática de la vida de Nietzsche. Por cierto muy bien escrito con una lectura no  fácil sino a la altura del tema. Al parecer Klossowkski, seria uno de los mejores comentarista de Nietzsche, aunque no conozco muchos. Narra muchos anécdotas que a decir verdad me dejaron sorprendido, a pesar de que encajan perfectamente dentro del pérfil y la imagen que tengo Nietzsche. Soy un completo lego en cuanto a esta última fase de la vida de Nietzsche, la cual considero muy importante y que ninguna forma debería permanecer ignorada. Para convercerse  basta leer a Klossowski.

La carta:

A Burckhardt
5 de enero de 1889
Querido profesor:
A fin de cuentas, preferiría ser profesor en Basilea que ser Dios; pero no me atreví a llevar tan lejos mi egoísmo privado para desatender por su causa la creación del mundo. Como usted sabe, de alguna manera hay que saber hacer sacrificios, en cualquier lugar donde uno viva. Sin embargo reservé una pequeña habitación de estudiante, situada frente al Palazzo Carignano (en el que nací como Vittorio Emmanuel), que, además, me permite oír sentado a la mesa la soberbia música ejecutada debajo, en la Galleria Subalpina. Pago 25 francos con el servicio incluido, me hago yo mismo el té y las compras, sufro por los zapatos agujereados, y a cada momento doy gracias al Cielo por el mundo antiguo, con el que los hombres no han sido lo bastante simples, ni lo bastante silenciosos. Como estoy destinado a divertir a la próxima eternidad con malas farsas, tengo aquí un escritorio que, sinceramente, no deja nada que desear ni ofrece nada para agotar. El correo está sólo a cinco pasos, ahí echo mis cartas en el buzón, para convertirme en el gran folletinista del gran mundo (sic). Naturalmente, me encuentro en estrechas relaciones con el Figaro y, para que pueda hacerse la idea de que mi manera de ser no podría ser más inofensiva, escuche mis dos primeras malas farsas:
No tome con demasiada gravedad el caso Prado. Soy Prado, soy, el padre de Prado, me atrevo a decir que también soy Lesseps...: Quería dar a los parisinos, que amo, una noción nueva -la de un criminal honesto. Soy Chambige -otro criminal honesto.
Segunda farsa: saludo a los inmortales. El señor Daudet está entre los cuarenta.
Astu

Lo que me desagrada y resulta incómodo para mi modestia es que, en el fondo, cada nombre de la historia soy yo; incluso con respecto a los hijos que traje al mundo, la situación es tal que me pregunto con cierta desconfianza si todos los que entran en el “reino de Dios” no vienen también de Dios.
Este invierno, vestido de la forma más miserable, asistí dos veces seguidas a mi propio entierro; la primera vez como el Conde Robilant (no, éste es mi hijo, yo soy Carlos Alberto, infiel a mi naturaleza), pero yo mismo era Antonelli. Querido profesor debiera ver este edificio: como no tengo ninguna experiencia en las cosas que he creado, le corresponde a usted ejercer cualquier tipo de crítica, [le] estaría agradecido, sin que pueda prometer sacar de ella algún provecho. Nosotros los artistas no podemos ser instruidos. Hoy, me he regalado el espectáculo de una opereta -genialmente morisca, en esta ocasión también constaté con placer que tanto Moscú como Roma son realidades grandiosas. Vea que hasta el paisaje no carece de talento. Reflexione, tendremos bellas, bellas charlas, Turín no está lejos, ningún deber profesional serio se impone por el momento, nos tomaríamos un vaso de Veltiner El desaliño es la vestimenta de rigor 
Con todo afecto
Nietzsche

miércoles, 27 de julio de 2011

La Enfermedad de Nietzsche

Es cierto que Nietzsche sufría de una enfermedad mental y esta puede haber influído en sus escritos de una manera muy difícil de comprender para nosotros. Me figuro que tal vez le hiciera tener algún tipo de experiencia mística o de vivencias psíquicas muy fuertes y profundas... Como parece desprenderse de algunos de sus escritos. Leáse a este respecto lo relatado por el mismo en su introducción de la "Gaya Ciencia".

Pero Nietzsche si lamentaba hasta cierto punto su condición. El sentia una gratitud hacia su enfermedad, decia que cuando estaba enfermo era cuando mejor escribia y parecia sentirse en el umbral de alguna transfiguración. La enfermedad era como un contraveneno[1], contra la decadencia. Pero esto no significa que no realizo un esfuerzo psíquico enorme para escribir algunos de sus libros. Como le confeso el mismo a un amigo, tuvo que hacer alquimía para poder transformar  el difícil estado mental y emocional en que muchas veces se encontraba, para poder escribir sus brillantes libros.  En la genealogía de moral Nietzsche escribe:

"¿Qué es esto que, precisamente a mí, me resulta del todo insoportable? ¿Esto de lo que sólo yo no puedo librarme, y que me ahoga y me consume? ¡Aire viciado! ¡Aire viciado!"

Con "Aire viciado" Nietzsche se refiere al aire que emanaba de si mismo, lo que dice a continuación termina de respaldar esta interpretación:

"El hecho de que algo mal constituido se allega a mí; ¡el verme obligado a oler las entrañas de un alma mal constituida!"

La enfermedad de Nietzsche probablemente era algo así como el Daimon de Sócrates. Este parelelismo entre Sócrates y Nietzsche se manifesto también de otras maneras. Sócrates se dio de cuenta "que solo sabía que no sabía nada", mientras que Nietzsche fue capaz de ver, de manera abismal, profunda, como ningún otro en su tiempo, que era un decadente. La afirmación de  Sócrates es análoga a la paradoja del mentiroso, ese mismo hecho hace de el un sabio. Lo mismo ocurre con la conciencia que adquiere Nietzsche sobre su propia decadencia, eso lo redime de ser un decadente. De allí que Nietzsche en Ecce Homo diga, algo así como 'soy y no soy un decadente'.

[1] "Contraveneno", una expresión que Nietzsche uso en varias ocasiones. Se basa en el uso médico de un veneno para contrarestar otro veneno. Relacionado con la enfermedad de Nietzsche  o refirindose también a la misma estaría la frase "lo que no me mata me hace más fuerte".

domingo, 24 de julio de 2011

Un Asesino de Masas: Anders Behring Breivik



Thomas Merton en su reflexión sobre Adolf Eichmann, capítulo del libro "Incursiones en lo Indecible" cuestiona el concepto de cordura de la psiquiatría. Eichmann uno de los funcionarios de alta jerarquía del régimen nazi y responsable del  exterminio de millones de judíos había sido examinado y declarado "perfectamente cuerdo". Como dice  Merton:

"¿cuál es el significado de un concepto de cordura que excluye el amor, lo considera sin valor, y destruye nuestra capacidad de amar a otros seres humanos, de responder a sus necesidades y sufrimientos, de reconocerles, pues, como personas, de percibir su dolor como nuestro?"

En su reflexión Merton no toma en cuenta algo: la cordura es necesaria para poder sustentar la responsabilidad del criminal, es necesaria para poder considerarlo culpable. Sigue siendo mucho más importante para nosotros, la sociedad, el culpar, el condenar, el castigar al criminal que la posibilidad de reinsertarlo, de reintegrarlo a la misma, a nosotros. En esta Venezuela en la que vivo, en donde las condiciones de las cárceles son asquerosas, los motines y muertos en ellas cosa común, esa es una gran verdad. Las cárceles no cumplen su función.

En el caso de este asesino noruego, Anders Behring Breivik, de este boom noticioso, que le ha dado la vuelta y ha sido repudiado por todo el mundo, nos dicen que era cristiano, admirador de Winston Churchill y Max Manus (un héroe de la resistencia noruega durante la ocupación nazi de la 2da Guerra Mundial), supuestamente repudiaba el nazismo e incluso habría relatado en Internet algo sobre una iniciación templaria. Todo eso, personajes y temas, sobre los cuáles el debe haber tenido ideas singulares ¡que no se consigue por Internet!. Del lado negativo o no tan negativo, dependiendo de como se quiera ver, se tiene que era antiislámico, anticomunista, antisocialista, ultranacionalista, ultraderechista.....  Mientras tanto su verdadera tragedia, su tragedia personal,  hasta ahora parece haber escapado a los medios. Observese que Anders prefirió matar preferiblemente adolescentes, personas que todavía están en formación, sin una postura clara, lo hizo con sus manos, les disparo ¿no tuvo Anders una adolescencia feliz?

Lo que vemos en los medios es esa hipertrofiada, sobredimensionada visión política, ideológica, de este personaje quien se creía llamado a despertar,  a los noruegos, a la apacible sociedad noruega, modelo en muchos aspectos, para que tomaran en cuenta sus ideas, las ideas, es decir para que tomaran en cuenta su persona. 

¿Es Anders Behring Breivik un tipo cuerdo? No tenía antecedentes criminales y al parecer tampoco psiquiátricos. Por lo general las personas como Anders, suelen pasar bastante desapercibidas en lo que respecta a su violencia latente. Por otra parte es muy difícil esperarse un tipo de violencia como esa, propia de Estados Unidos, en un país como Noruega.

Un atentado contra un dignatario de un Estado, un magnicidio, eso es político.  Nos hemos acostumbrado a ver eso. ¿Pero qué es esto?. A lo que parece es un atentado terrorista, pero no hay grupo terrorista que lo reivindique, es obra de un hombre más bien solitario, quien no tiene del todo una ideología consistente. No hay el anonimato de un atentado terrorista, me refiero a que Anders dio su rostro, no se conformo con simplemente poner la bomba y largarse, no se preocupo por escapar . Es por cierto una modalidad de "asesino en masa" que desde hace algo más de una década se ha vuelto cada vez más común o noticioso. Esta clase de asesinatos habrían comenzado en Estados Unidos y de allí se habría extendido a Europa. En Asia, China y Japón, también han habido asesinos en masa, pero con características mucho más particulares.  Incluso aquí en Venezuela esta el caso de João de Gouveia, un portugués que llego a Caracas como caído del cielo y que le dio repentinamente por disparar contra un grupo opositor al gobierno en la Plaza Altamira. Solo mató a tres personas pero seguro, habría matado más, de no haber sido detenido a tiempo.



Por un momento esto me hace pensar en cosas como el "Complejo de Autosuficiencia" (Stand Alone Complex) de la serie SAC de Ghost in the Shell, una idea a lo Baudrillard. Esta asesinos serían algo así como una especie de infección psíquica que los medios masivos y sobretodo la Internet, contribuyen a propagar.  La verdad es que no me gustan los análisis del tipo Baudrillard, pero en este caso no puedo dejar pasar por alto esta observación. 

El caso de Anders recuerda al de los adolescentes Eric Harris y Dylan Klebold de la matanza de Columbine, unos jóvenes, a decir verdad, acomodados y de buena familia, blancos en buena regla, muy lejos de ser unos críos que no tenían en que palo ahorcarse, al parecer, tan asqueados por la superficialidad, el materialismo  y el consumismo estadounidense, además de los abusos que sufrían en la secundaria, que no vieron otro fin más trascendente para la flor de su juventud que inmolarla en honor a Adolfo Hitler (la matanza fue un 20 de abril, en conmemoración de su natalicio). Lo que estos jóvenes, al parecer, quisieron decir es que los valores democráticos y republicanos de los Estados Unidos, no habían sido los suficientemente poderosos, como que para ellos no fuera mejor preferir al ídolo nazi. Las burlas de la secundaria, no eran bromas pesadas de unos adolescentes inmaduros, sino una discriminación de la sociedad hacia su posición ideológica, se sentían marginados. La sociedad estadounidense les parecio tan obscena que simplemente no pudieron considerar que el ídolo nazi, muy lejos de ser un modelo de liderazgo o pensamiento, una vía alternativa, era simplemente un psicópata y un sádico. Ciertamente los valores democráticos y republicanos de USA se han banalizado, hasta un punto tal, que para esos adolescente y muchos otros, hubiera sido preferible una colonización nazi. Por otra parte las motivaciones politicas de Anders Behring Breivik, las habría dejado en un manifiesto de más de 1500 páginas. 

No puedo dejar de pensar que la matanza de Columbine y la de Utoya,  harán eco y resonancia nuevamente en más de una persona solitaria, que ante el sinsentido de su propia vida y la tentación del suicido, escogerá darle una dimensión mucho mayor a sus propios problemas personales  para recibir como compensación y venganza una buena aunque mala gloria póstuma.

Es muy difícil saber cómo ira a terminar esto. 

jueves, 21 de julio de 2011

Video: Filosofía de Stand Alone Complex

Este es un excelente material que conseguí en youtube sobre la serie Ghost in the Shell, Stand Alone Complex, en español "Complejo de Autosuficiencia".


 


domingo, 17 de julio de 2011

Documental: Encuentros en el Fin del Mundo

¿Se ha pensado, imaginado que podía haber algo de idílico en la vida de los científicos que trabajan en la Antártida? Reunirse y compartir con gente de todo el mundo, de todos los tipos, extravagantes, raros, solitarios, todos con historia interesante pero que no siempre pueden contar: un hombre que escapo de las guerras de las Balcanes, pero absolutamente impotente de poder relatar el horror que vivió, una loca y alegre estadounidense  que se fue de safari o aventurera  a África y termino salvándose por poco de la muerte en medio de varios conflictos que se desarrollaban en la región, un indio americano cuyas manos atestiguan que es de ascendencia real o un zoólogo del que se dice prefiere la compañía de los pingüinos  a las personas. Científicos de todo tipo internados en medio de la nada, investigando el vulcanismo de la zona, el cambio climático mundial  o metiéndose debajo del hielo para ver una vida de otro mundo o llevando acabo una que otra investigación de vanguardia. Si no encajas en ninguna parte terminas en el polo sur, algo así es la máxima de todos los que integran este grupo.

Gente  con las que bien se podría conquistar otro planeta y al fin de cuentas la Antártida es otro planeta. Muchos de estas personas y científicos han perdido la Fe en el mundo y dejan fotografías, objetos en medio del hielo esperando que alguna otra futura civilización, vuelva a dar con ellos en algún remoto futuro. Una idea  romántica. 

En una parte del documental uno de los científicos que investiga el vulcanismo se interna en una cueva de hielo y se tiene la misma sensación de que se interna en una catedral gótica.  Los cantos gregorianos que se escuchan de fondo y nos acompañan durante gran parte del documental contribuyen a eso.

Hay algo de profundamente grandioso, sagrado, en todo el silencio, la soledad, en todo lo de remoto que tiene esta tierra. Pero a pesar de todo esto no se puede olvidar que todas esas personas siguen unidas a este insostenible e inviable mundo por un condón umbilical, sin el cual o estarían condenadas a perecer de frio y hambre o alimentarse, como esquimales, de la carne de los pingüinos y de las focas, idea que nos horroriza a muchos, hasta el punto de preferir morirnos de hambre.

Este excelente documental fue realizado por el  director alemán Werner Herzog. Disfrutenlo.