martes, 28 de diciembre de 2010

Un Comentario sobre "Atlas y el Hombre Gordo" de Thomas Merton

La primera vez que leí este relato tan raro de Merton, el cual por cierto publique muy incompleto, la verdad es que me produjo un entusiasmo ridículo, no lo comprendí del todo y aun no he podido hacerlo, dudo que sea posible. Merton en el mismo libro ("Incursiones en lo Indecible") da pistas muy vagas en cuanto a ello. Pero la tentación de publicarlo me pareció irresistible. Una de las pocas cosas que dice Merton en su introducción al libro es su temor a ser acusado de anarquismo metafísico. Esto es comprensible dado que utiliza muchas imágenes paganas, pero es que además de esto el mismo Merton tenía  ideas extravagantes para un monje cristiano, como aquello que dice en "La Montaña de los Siete Circulos", libro que no tengo a la mano y perdóneseme si soy inexacto pero es algo así como que la Iglesia debería aspirar a una espiritualidad como la de W. Blake, un poeta al que otros verían como luciferino, o su propia confesión de que una de las lecturas que lo inspiro en su vocación monástica fueron los libros de James Joyce.

En "Incursiones en lo Indecible" es posible leer cosas como esta:

"Hemos encontrado los sitios donde el Señor de los Cánticos, donde el Innominado se tiende en bosquecillos haciendo su luz demasiado huidiza. El valle florece con él. Duerme en la sagrada pradera; despierta en la lluvia sobre la ladera secular. Le hemos encontrado que no era ni lo uno ni lo otro, ni sagrado ni secular"

Obviamente el poema alude un poco al "Cantar de los Cantares", pero puede hacer pensar  también en el dios Pan. Si es equivocado o no, no creo que sea muy relevante. Lo que esta claro es que no es para entusiasmarse.

Thomas Merton hizo una tesis sobre Blake que no se si algún día tendré  la fortuna de leer. Me interesan mucho sus ideas en cuanto a eso. El cristianismo que el ve en Blake, según lo poquísimo que leí en "La Montaña de los Siete circulos" (no he leído el libro por completo), me dio la sensación de que lo amparaba en la ingenuidad que el veía en el mismo Blake, y no estoy diciendo que Blake o Merton fuesen ingenuos.

Advierto que no se debería tener muchas esperanzas en cuanto a una total claridad de Merton sobre este tema, ni tampoco esperar quedar satisfechos.

1 comentario:

Kuznacti dijo...

Es muy poco lo que conozco de Merton o Blake para poder argumentar y ahondar más en este temas. Agradezco mucho cualquier aporte.