sábado, 27 de noviembre de 2010

El SuperVolcán de Yellowstone



"El país carece de ley, es violento, explosivo, demoníaco. Está en el aire, en el clima, en el paisaje ultragrandioso, en los bosques petrificados que yacen horizontalmente, en los ríos torrenciales que corroen los cañones rocosos, en las distancias supranormales, los supernos y áridos yermos, las cosechas más que florecientes, los frutos monstruosos, las mezclas de sangres quijotescas, la miscelánea de cultos, sectas, creencias, la oposición de leyes y lenguas, el carácter contradictorio de temperamentos, principios, necesidades, exigencias. El continente esta lleno de violencia enterrada, de los huesos de monstruos antediluvianos y de razas humanas desaparecidas, de misterios envueltas en la fatalidad. A veces la atmósfera es tan  eléctrica, que el alma se siente llamada a salir de su cuerpo y enloquece. Como la lluvia todo llega a cántaros.... o no llega. El continente entero es un volcán enorme cuyo cráter está oculto momentáneamente por un panorama conmovedor que es en parte sueño, en parte miedo, en parte desesperación" (Tropico de Capricornio, Henry Miller).


Proféticas las palabras de Henry Miller. El Parque Nacional de Yellowstone, ubicado en los Estados Unidos, conocido por sus famosos geiseres y fumarolas, es en realidad un supervolcán que tiene más o menos tres veces el tamaño New York, esa alucinante ciudad que tan bien describe Miller en sus libros.


Vivimos en la superficie de las cosas y definitivamente a pesar de todo nuestro progreso aun seguimos a merced de la naturaleza, esclavos de los elementos. El fin del mundo es una de las ideas que más me fascina ¿Por qué? Porque es inevitable. 

Sin embargo es cierto que el mundo se acabado una y varias veces, pero aun seguimos aquí. Al parecer no hemos tenido época más apocalíptica que la Edad Media, a pesar de que mucha gente cree que es esta en la que más hemos visto signos del principio del fin,  no los ha habido más que en la Europa medieval. Infinidad de pestes asolando ciudades y matando a más de la 3era parte de la población, un clero corrompido y vicioso, hambre, miseria y multitudes patéticas y histéricas clamando a dios, sin que faltaran por supuesto  las señales en cielo la luna se puso roja, eclipses de sol, etc. Pero eso es otra historia. Con todo y eso en una época así pudo escribirse en Decamerón.


Yellowstone es un punto caliente, lo que se conoce como un penacho y se ha desplazado, conforme se desplazan las placas tectónicas (este volcán tiene la particularidad de estar muy alejado de ellas), por miles de kilómetros del territorio de los Estados Unidos, en una de sus explosiones se trago a varias de las montañas nevadas que le eran adyacentes. La más reciente de las explosiones de  Yellowstone fue hace 640.000 años, mil veces más potente que la erupción del monte Santa Helena en 1980. Pero las cifras no bastan para captar el alcance de la catástrofe. Se calcula que la columna de cenizas arrojada por la explosión de Yellowstone alcanzó unos 30.000 metros de altura y cubrió de polvo todo el Oeste hasta el golfo de México. Los flujos piroplásticos (densas y letales nubes de rocas, cenizas y gases a 800 grados de temperatura) circularon por el territorio alcanzando alturas imponentes y llenaron valles enteros de un material tan pesado y caliente que quedó soldado como el asfalto sobre un paisaje antes lleno de vida.

Las huellas de las explosión de Tambora, otro supervolcán indonesio, las llevariamos en el ADN mitocondrial. Exploto hace 50000 años y los científicos, mientras investigaban la diversidad humana a través del tiempo, descubrieron que la población humana descendió bruscamente en esta fecha. 

Si explotase Yellowstone los muertos que se calcula que serían centenares de millones o miles millones. Estados Unidos seria arrasado, toda la tierra seria cubierta por una capa de polvo que duraría 1 o 2 años en disiparse, las temperaturas descenderían por todo el globo, se perderían las cosechas, y muchos sitios,  seria imposible la agricultura, aun me quedo corto. El período de explosión de este supervolcán es de 600.000 años y esta vencido, podría explotar mañana.

No hay comentarios: