domingo, 16 de noviembre de 2008

Algunas notas y comentarios explicativos sobre el Libro del Placer de AOS 2da Parte


Algunos elogian la idea de Fé. Creer que son Dioses (o cualquier otra cosa) los convertiría en tales; probando a través de todo lo que hacen, que están llenos de su no-creencia (creen ser dioses pero actúan como si no lo fueran (casi están obligados a eso), esto aun no prueba que la falla esta en creer sino simple y llanamente que se contradicen en sus actos). Es mejor admitir la incapacidad o la insignificancia, que reforzarla a través de la fé; dado que lo superficial "protege" pero no cambia lo vital. Por tanto, rechaza la fé, acepta la insignificancia. Su fórmula es engaño y son engañados, la negación de su propósito. La fé es negación, o la metáfora Idiotez, así pues siempre falla. Para hacer más segura su esclavitud, los Gobiernos fuerzan con la religión las gargantas de sus esclavos, y siempre tienen éxito (es decir así como no resulta un desaliento para los creyentes la coerción que ejerce la religión sobre ellos, sino que esto los fuerza más a creer, tampoco resulta un desaliento para aquellos que utilizan la fórmula de ser dioses el hecho de fracasar con ella, el hacerse más insignificante por el fracaso, se refuerza con una Fe aun más grande); aquellos que escapan son pocos, por lo que su honor es mayor (el honor de los que escapan: pero Spare dice esto en forma irónica como queriendo indicar cierta vanidad y una recaída nuevamente en la trampa moral, sustituyendo la moral que dejan por otra que no necesariamente será mejor o peor). Cuando la fé perece, el "Yo" habrá de heredarse por sí solo(y por lo anterior se infiere que no la hará necesariamente como un buen Karma).



Otros, de nuevo, y aquellos que tienen mucho conocimiento, no pueden decirte exactamente lo que es la "creencia", o cómo creer en aquello que desafía las leyes naturales y las creencias existentes. Es seguro que no se trata de decir "Yo creo"; aquel arte lleva largo tiempo perdido (no incluía en un principio el ser tan dialéctico o el ser un hombre de conocimiento). Se encuentran aún más sujetos al desconcierto y la distracción, abren directamente sus bocas llenas de argumentos; sin poder e infelices a no ser que se encuentren extendiendo su propia confusión (son buenos para confundir no para convencer), para obtener capacidad de convencer deben adoptar dogma y peculiaridad que excluyen posibilidad (es decir variedad, multiplicidad, más opciones, lo contrario a la manía de buscar similitudes en las religiones en lugar de destacar sus diferencias)... A través de la iluminación de su conocimiento se deterioran en sus logros. ¿No les hemos visto desmoronarse parejos a sus exposiciones? Ciertamente, el hombre no puede creer a través de la fé o la ganancia, tampoco puede explicar su conocimiento a no ser que haya nacido de una nueva ley (es decir inventando una nueva ley, pero además Spare dice nacido como tratando de indicar que se cree un avatar). Siéndolo todo, ¿por qué la necesidad de imaginar que no lo somos? (inventar nuevas leyes o que estamos sometidos a leyes extrañas, nosotros somos la ley)


Otros creen en la oración... ¿no han aprendido aún todos, que pedir es ser negado? Sea la raíz de vuestro Evangelio. ¡Oh, vosotros que vivís las vidas de otros! (¿los Mesías e impostores? ) A no ser que el deseo sea subconsciente, no es satisfecho, no, no en esta vida. Así pues, ciertamente el sueño es mejor que la oración. Quietud es el deseo oculto, una forma de "no pedir"; a través de ello la mujer obtiene mucho del hombre. Utiliza el rezo (si has de rezar) como un método de agotamiento, y a través de ello obtendrás tu deseo.


¡Otros alaban la Magia ceremonial, y se supone que han de sufrir mucho Éxtasis!” (sufrir el éxtasis no disfrutar del éxtasis) “¡Nuestros psiquiátricos están abarrotados, el escenario está invadido!” (no son el público los locos, sino los propios actores que han invadido el escenario porque los psiquiátricos han colapsado).


No hay Ateos, nadie está libre de la autobiografía (de recordar que fue dios)


Este código moral” (recompensa por obediencia, castigo por trasgresión) “es una comedia dramatizada de la facultad de la concepción, pero nunca es tan perfecta o simple como para permitir la posibilidad del cambio en cualquier sentido, con lo que queda disociada de la evolución, etcétera; y este divorcio pierde cualquier utilidad, y por necesidad para su propia preservación y la compasión deseada, evoluciona contradicciones o una relación que es complicación para dar” (y en consecuencia se contradice o se complica demasiado al tratar de cumplir aquello que prometía de “recompensa por obediencia”). “Al trasgredir sus mandatos, la deshonestidad nos muestra su iniquidad” (parece referirse aquí a la deshonestidad de otras personas (sobretodo de las que dirigen, de allí que diga “Al transgredir sus mandatos”), lo que permite justificar las propias faltas del individuo, del creyente o la persona sometida), “para nuestra justificación; o simultaneamente creamos una excusa o razón para el pecado a través de una distorsión del código moral que permita alguna incongruencia. (Reteniendo habitualmente unos pocos pecados imperdonables, y una ley no escrita). Esta confesión negativa” (es una confesión negativa porque el sujeto se condiciona con respecto a otras causas sin asumir realmente su propia responsabilidad) “es un racionalismo fingido” (los argumentos tratan de parecer dialecticos, pero no lo son ni pueden serlo) “que permite excusas aleatorias...un proceso de auto-engaño para satisfacer y esencialmente persuadirte de tu propia rectitud. ¿Quién tiene entre nosotros otra excusa que el auto-amor? No creamos o confesamos una moral que sea conveniente, que se preste al crecimiento y siga permaneciendo simple, que permita la trasgresión sin excusa o castigo. Sería sabio y de sentido común hacerlo, cualquiera que sea el estado de las cosas en tu mente. La naturaleza acaba por denegar aquello que afirma: a través de la asociación permanente con el mismo código moral ayudamos al deseo a transgredir. Siendo negado este deseo, cuanto más restringes más pecas, pero el deseo igualmente desea que el instinto moral sea preservado, así que el deseo es su propio conflicto (y de forma lo suficientemente débil). No temas, el Toro de la tierra durante mucho tiempo no ha tenido nada que ver con tu no-limpia consciencia” (parece referirse al hecho de la continuidad de nuestra existencia mundana en nuestra relación con la naturaleza: el toro no se revelará, seguirá siendo un animal doméstico, podremos utilizarlo para labrar, sembrar la tierra y así comer, etc), “tus ideas estancadas de moralidad. La razón por la que Spare es irónico con lo del Toro es por nuestra manía de asociar naturaleza con moralidad.




viernes, 14 de noviembre de 2008

Algunas notas y comentarios explicativos sobre el Libro del Placer de Austin Osman Spare


Otros dicen que sólo el conocimiento es eterno, se trata de la ilusión eterna del aprendizaje: el Decreto de aprender lo que ya sabemos. Directamente nos preguntamos "cómo" inducimos la estupidez; ¿sin esta concepción, qué hay que no pudiéramos conocer y lograr?” (El Libro del Placer). Dicho de otra forma: para qué hace falta dicha idea, ¿no es solo para inducir a la estupidez de aprender siempre lo que sabemos?


Otros pretenden la concentración; esta no te liberará, la mente concibiendo la ley es esclavitud. Llegados hasta aquí, lo que querrás es des-concentración. Disociación de todas las ideas excepto de una no es liberación sino satisfacción imaginativa, o la furia de la creación”. Traducido: parece referirse a la concentración o lo que otros dirían meditación en una idea, que ciertamente es una practica utilizada de preámbulo para luego “liberar la mente”, ir más allá de las ideas o trascender el pensamiento, y que más bien puede llevar al resultado que Spare describe.


Otros de nuevo, que todas las cosas son emanaciones del Espíritu Divino, como rayos del Sol, ¿de aquí la necesidad de emancipación?. Ciertamente, las cosas son necesidad a través de su concepción y creencia. Que se nos deje entonces destruir o cambiar la concepción, y vaciar la creencia”. La pregunta que hace es como para señalar una falsa inferencia: todo emana de dios luego debemos volver a Dios ¿pero no somos ya parte de dios?.... en realidad esa necesidad de “emancipación” parte es de la misma creencia propuesta, por tanto de lo que hay que liberarse es de la creencia.


Estas y muchas otras doctrinas, yo las declaro perpetuadoras del pecado y la ilusión. Cada una de ellas depende de una implicación embarrada, que oscurece, y aun así evolucionada desde la dualidad de la consciencia para su gozo”. Todas esas doctrinas parten de una inferencia falsa, más tienen una gran realidad en cuanto a que representan instintos, arquetipos inconscientes, los cuales como diría Jung y tal vez Nietzche, son autónomos, tienen más o menos vida propia y buscan evolucionar a expensas del hombre, de allí que Spare diga “para su gozo”. No es algo que hubiese dicho al unísono con Spare, pero el mismo Maistre decía, citado por Levi en su libro de “La Ciencia de los Espíritus”: “La única feliz es la virtud misma”.


¿Extraño que nadie recuerde estar muerto? ¿Has visto el Sol alguna vez?. Si lo has hecho entonces no has visto nada muerto”, es decir, como extrañarse que no recordemos estar muertos, si ni siquiera hemos visto nada muerto. Spare en su alusión al Sol parece simplemente desafiar la idea sobre poder mirar cara a cara a la muerte, seria como tratar de mirar al Sol fijamente sin protección y como consecuencia quedarnos ciegos ¿se puede pensar en ver algo después de eso? “¡a pesar que tu creencia sea distinta!” (lo cree, no lo ve (se refiera al Sol)).



¿No crees en Fantasmas y Dios, porque no los has visto? ¡Qué! ¿No has visto nunca los fantasmas burlones de tus creencias? ¿La Confusa Escena que Ríe de vuestra humildad o Mammon, vuestras grotescas Ideas de "Yo"? ¡Sí, tus propias facultades y tus Mentiras de mayor coraje son Dioses! ¡Y quién es el aniquilador de tus Dioses, sino un Dios!” (una idea Jungiana, pero que le ha pasado también a muchos pensadores por la cabeza: no poseemos sexualidad, ni instintos, son estos los que nos poseen a nosotros, por tanto verdaderos dioses).


¿No hay prueba de que existieras antes? ¡Vaya una excusa!” (no una razón) “¿Nadie ha regresado para contarnos? ¡Para mordaz abogado!” (es como si lo acusara, en forma disparatada, de tratar de defenderse de lo que el mismo fue: no hay testigos luego es inocente; muchas veces nuestros “recuerdos” o "identidades perdidas" son deseos o complejos, y ciertamente nos defendemos de eso o lo encubrimos) “¿No eres más que lo que fuiste- de algún modo cambiado? ¿Eres el caso Prima Facie de que estás reencarnado quizá en cualquier caso? ¡Los "quizá" son posibles! ¿Puedes hacer las cosas de forma distintas a cómo las haces? ¡Nunca me cansaré de afirmarte que constantemente haces las cosas de manera distinta!” (es decir nunca somos la misma persona, cómo pretender entonces hablar de un ego que encarna o buscar una prueba de pre-existencia anterior de dicho ego)


“Eres consciente de la alegre Mariposa que observas y que eres consciente de que sea "Tú": la Mariposa es consciente de ser "sí misma", y como tal, es una consciencia tan buena e igual a la tuya, de tí siendo "tú". Por tanto esta consciencia de "tú" que ambos sentís, ¿es el mismo "tú"? Así, tú eres uno y lo mismo; ¡el misterio de misterios y la cosa más simple de entender en el mundo! ¿Cómo podrías ser consciente de lo que no eres? Pero, ¿podrías creer de otra forma? Así, si hieres a la Mariposa te hieres a tí misma, pero tu creencia de que no te hieres a tí misma te protege del daño, ¡durante un tiempo! ¡La creencia se cansa, y tú eres herida miserablemente! Haz tu voluntad; la creencia es siempre su propia inconsistencia. El deseo lo contiene todo, ¡por tanto has de creer en todo, si es que en algo crees! Creer parece excluir al sentido común”. El creer es un deseo, la afinidad con la mariposa no surge de ninguna deducción lógica (razonamiento inocente y poético, pero ingenioso en la manos de Spare) sino del deseo, del sentimiento de ser también una mariposa, por eso no puede evitar el ser herida, porque se canso de ser ella misma (¿no nos pasa a todos?). En la creencia se proyecta solo nuestra insuficiencia.... no debemos buscar proyectar nuestro miedo sino “Hacer nuestra voluntad”, realizar nuestro deseo. La otra posibilidad, según Spare, seria “creer en todo”, excluir el sentido común y disociarnos de nuestros actos.



“No hay duda sobre ello; esta consciencia de "Tú" y "Yo" es el torturador inoportuno pero siempre preparado; aun así, ¡"no tiene por qué ser así" en ningún sentido!” (la consciencia de separación nos tortura, pero no necesariamente nos debe torturar, no es la conciencia de separación el problema) “¿No es una cuestión de Miedo? ¿Tienes miedo de entrar en una guarida de los Tigres? (¡Y te aseguro que es una cuestión de rectitud -(innata o aprendida)- cada vez que entras voluntariamente o eres arrojado dentro, y si sales vivo o no!)” (sí, es un problema de moral). “Aun así diariamente entras sin miedo en guaridas habitadas por criaturas más terribles que Tigres y sales sin sufrir ningún daño, ¿por qué?” (entramos para demostrarnos que somos valientes, por tanto nuestra moral se contradice o entramos por inconsciencia debido a lo obnubilado de nuestra moral). En cuanto a que no suframos ningún daño tal vez Spare solo lo diga a titulo de nuestra propia ignorancia.


Grandes científicos están encontrando las propiedades para llevar la muerte de los microbios que descubren que respiramos, y que según sus cánones deberíamos destruir; ¿deberíamos estar ya muertos?” (la pregunta indica que es desproporcionado: si los microbios son tan peligrosos como para que queramos aniquilarlos a todos es porque ya deberíamos estar muertos, no he sabido de científicos tan locos, de hecho hay consenso sobre la actividad benéfica de muchos microbios) “¡Ten fé!” (¿un científico debería tener Fe?) “¡Los cánones de la ciencia son bastante correctos, no decepcionan a la duda! “¡Nuestra mayor familiaridad -"este impulso hacia el conocimiento"- nos traerá ciertamente la enfermedad y muerte que dan!” (nuestro anhelo por el conocimiento y la verdad nos llevan a desear la muerte, con tal de que ella si sea verdad ¡hay que morir por la ciencia!) “¡Y también nos dan en compensación sus poderes de destrucción!” ( “¿Para la destrucción de quién?” (no ciertamente de los microbios) “¡Las cosas serán justas! ¿Es este el valor de la voluntad? Esta "voluntad de poder", ¡cuán preservadora de la vida!” (¡Sí, sobretodo preservadora!) “¡Cómo lleva más lejos la selección discriminadora! ¡Cuán satisfactoria! ¡Los exploradores más nobles! ¡Oh científicos, continuad descubriendo el Pozo sin Fondo! Cuando estáis empapados de ciencia, ¿el rayo impactará sobre el asesinato? ¿Nacerá una nueva esperanza? ¿Nuevas criaturas para el circo? (La concepción de) la Cabeza-de-Dios ha de evolucionar siempre su inercia para la transmutación en su propio opuesto; ¡porque lo contiene!” (“el sueño de la razón engendra monstruos” (Goya)).


No hay hecho científico,” (este) “siempre implica a su opuesto como hecho igual” (Spare condiciona todo razonamiento al deseo, por tanto toda intención de demostrar se contradice con otra), “esto es el "hecho"” (por definición). “¿Entonces, por qué molestarse en probar cualquier cosa como un hecho? (la definición hace inútil la demostración). Esta esperanza vana de probar finalidad es la muerte en sí misma” (la muerte es en verdad el fin (la finalidad) de todo), “¿así que por qué imponer disparatadamente el "Deseo"?” (¿por qué empeñarnos en demostrar lo que deseamos?). Un ejemplo de cómo un “hecho científico” implica su opuesto: “Habeis probado (¡a través de las matemáticas!) que el Sol está a muchos millones de kilómetros de distancia de vosotros; ¡ahora mejorareis su eficiencia!” (¡la eficiencia del sol!) “¡La Naturaleza, ese impulso a la antítesis de vuestras verdades,” (es decir la naturaleza es solo una proyección también de nuestros contradictorios deseos, y la “naturaleza” encarna sobre todo el deseo que se opone a lo que llamamos verdad) “probará pronto (¡a través de las matemáticas y cuando queráis!) que el Sol no existe en absoluto! ¡O si lo deseais, probará concluyentemente que el Sol está muchos millones de millones de kilómetros más lejano o más cercano de lo que pensasteis alguna vez!” (¿por qué desear eso? ¿añoraremos, nos hará falta otro Sol, otro más poderoso? ¿sucumbiremos al miedo? De forma figurada todo esto es válido: podemos probar lo que nos plazca)


El más impropio y erróneo de los locos pregunta ahora; "¿cómo podemos escapar de las inevitables evoluciones de la concepción, si todo es siempre concebir?". Mi respuesta habrá de permitir todos los medios, todos los hombres y condiciones” (¡seguro!, tiene que ser así si la pregunta la hace semejante loco). “Escucha, Oh Dios que eres, pero que será Dios. Cuando la mente se encuentra en absoluta perplejidad, la capacidad de intentar lo imposible se deja conocer; a través de aquel estado de "Tampoco-Tampoco", el más sencillo posible, ¡el Ego se convierte en el Observador Silencioso y lo conoce todo! ¡El "Por qué" y "Cómo" del deseo se encuentran contenidos dentro del estado místico de "Tampoco-Tampoco", y el sentido común prueba que es el estado de lactancia, el más nutritivo! Payaso como soy, aun así todas mis ideas han surgido de él (y amigo mío, todas las tuyas), pero siempre he sido un vago, un viejo pecador que preferiría ver a otros Todopoderosos antes que a sí mismo” (¿qué es lo que trata de excusar? Se confiesa: Spare es un dios que en lugar de conquistar se entretiene observándonos....es rebelde pero no tiene pretensiones revolucionarias y sin embargo lo es y de una forma única).